domingo, 29 de noviembre de 2015

Pero la flor tiene huesos y una mirada que desnuda

Suelo pensarte
sonriendo,
suelo recordarte
como esa flor
de papel
que no marchita
con el tiempo
y aunque no marchita,
a veces,
corta
y lastima,
entonces
a veces
suelo pensarte
agonizando,
suelo recordarte
y solo lloro
aunque te quiera
porque
-también a veces
y muchas veces-
querer duele,
aunque
yo vaya sanando
e incluso
cuando ya estoy bien.

jueves, 26 de noviembre de 2015

y que la Luna vigile esa osadía

Desabotóname el alma
que solo
se desnudará mi cuerpo
y destrózame con caricias
déjame hecha pedazos
de tanto suspirarme al oído
y así
ambos somos uno
por un rato
y que la luna
vigile al destino osado
que quiera hacerme ir por aquí
para llevarte por allá

miércoles, 25 de noviembre de 2015

¿Te gusta mi collar?

Era nuestra tercera cita
y le pregunté
si le gustaba mi collar,
me dijo que no y sonrió.
50 años después
escribo esto
para contarles
sobre nuestros hijos,
sobre nuestros nietos
y mi sueño
de mi casa de madera
que él,
comparte conmigo
(y con amor)
y su sueño
de no abandonar sus sueños
que siempre cumplió
porque así era feliz
al igual que lo era yo.

sin mayúsculas sin perfección

no me tapé
durante todo el invierno
y no necesité
nunca tu abrazo
para respirar bien
y seguir,
sé sobre finales
pero nunca cómo ni cuándo
y a pesar
de saber que no estás acá
porque estás allá
con alguien más
-ella, que es tu abrigo
aún en verano-
yo voy bien
porque no te necesito
para escuchar
la dispute,
ni orquídeas
floreciendo al lado mío
para decir
que en mi, es primavera,
aunque reine el frío
y nada se prenda fuego

viernes, 13 de noviembre de 2015

Me hiciste empezar a amar

Lo viste todo
esa primera noche,
lo mejor 
y lo peor de mi
y sin embargo
eso no hizo que te marcharas. 

Llamame como quieras

Yo siempre voy a ser lo que fui
cambiante sin fin
viajera en mis sueños profundos
pisando las calles que siempre pisé
sin más ni menos
soy esto que soy
¡soy lo que soy!
¡y me gusta!
Y si me querés abrazar
como ayer
siempre me voy a querer acurrucar
en tu pecho
olvidándome todo
sintiendo junto a vos
porque
no me gusta mezclar
lo de hoy, con lo que ya pasó
¿acaso no ves?
¡es esto lo que soy!
Vivir libre
es vivir mejor.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Es cruda la vida

No puedo darle todo
a alguien
que no me da nada,
simplemente
no puedo,
no es sano;
¡no es sano estar vacío!

Pensé en tus labios y quise ser poeta

Pensé en tus ojos
y quise ser dulce;
pensé en tu pelo
y quise ser viento;
pensé en tus suspiros
y quise ser cielo nocturno
manchado de estrellas;
pensé en tu andar,
en tus ansias de partir
y quise ser incierto camino;
pensé en tus manos
y quise ser suave;
pensé en tu pecho
y quise ser ave;
pensé en vos
y solo quise volar
para que vueles conmigo
siendo
y también
haciéndonos.


miércoles, 11 de noviembre de 2015

Si enfoco en vos, me vuelvo hermosa

La madrugada
me daba respuestas
vestidas de hombre
vestidos de negro
vestidos de siete;
hoy omito sus voces,
¡hoy beso al curda
y me quedo
para ver!

Anhelo de insatisfacción

Nunca volví
a mirar a nadie
como te miré a vos
y eso duele
porque ahora
veo detrás
de un vidrio empañado,
ahora veo todo
de otro color
y cuando miro
a otros mirar
como yo solía;
suspiro de anhelo
de insatisfacción
y cuando intento
mirar como ayer
te veo a vos
y se empaña
todo otra vez.

martes, 10 de noviembre de 2015

Hasta las seis

A las palabras
se las lleva el viento
y los abrazos se van solos
mientras los besos se borran
y nacen los recuerdos
cual nace una flor,
esa flor que está destinada
a fallecer tirada
en una lápida
dentro del cementerio
de tu alma quebrada en dos
o en dos y medio.


viernes, 6 de noviembre de 2015

Bailarina de ballet

Y me veo, a veces,
en el reflejo de un charco
de lluvia de agua dulce
y no sé bien
si soy lo de afuera,
si soy lo de adentro
o soy ambas cosas
por igual.

Luego salto
y camino en puntas de pie
y miro el sol
y el arcoiris inexistente de hoy,
llueve si me muevo,
llueve más si giro
con delicadeza
sobre el lago que persigo
y hasta truena el cielo
si el caballero, a mi,
me hace girar
con el roce
de una de sus manos impuras
en mi cintura pálida
y otra de ellas
en mi rostro frío.

Frío de invierno
que se consumió
todas las estaciones
del sendero
de verdes altos
que danzan sobre mi
cuando yo giro de nuevo
y ando girando
por el camino de hojas caídas
intentando llegar
al fondo del lago
que parece pintado;
y el caballero me sigue atrás
con sus dos pies izquierdos
intentándome alcanzar.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Viva la vida

 Una vez un chico rompió un plato tirándolo a la basura, el plato estaba en perfectas condiciones pero por algún motivo el chico quería un plato nuevo. De hecho, ese chico tenía dos platos nuevos que en total eran tres. Primero rompió uno, después rompió otro y se quedó con uno solo. 
 Meses después al chico se le rompió el último plato que le quedaba, por descuidarlo y usarlo tanto de mala forma. Se puso a pensar en que quizás no debería haber roto los otros dos platos a propósito, sino que quizás si no los quería, debió haberlo dicho y haberlos obsequiado o prestado temporalmente, porque ahora quiere uno de esos platos para poder comer y no tiene ninguno, de hecho, ¡en el planeta dejaron de fabricarse esos platos! Ahora al parecer se fabrican solo descartables porque nadie cuida nada y a nadie le importa nada.

Dos pies izquierdos

Quise bailar
a tu compás,
te quise acompañar
en la soledad
pero me caí
cuando te seguí
y me perdí
cuando me dejaste
sola con tu soledad
y vos te fuiste
solo siguiendo tu compás;
y mientras yo me oscurecía
en la oscuridad
de un día que no podía ser,
vos brillabas en otro camino
con alguien más
-donde tu luna
brillaba más que mi sol-.

domingo, 1 de noviembre de 2015

no soy tu botella de cerveza

y no voy a saber jamás
los lugares adonde vas
cuando escapás de la realidad,
porque nunca voy a ser
la silla de ese bar
o la chica que entra
y se sienta al lado tuyo,
te habla sobre su vida
y a vos te gusta tanto
que te embobás mirando
aunque sin escuchar,
pero fantaseando con ella
hasta el próximo trago

tampoco soy ese blues
que te saca de quicio
ni tengo el aroma
de esa flor que es tu vicio,
para vos yo me fui
incluso cuando seguía ahí