lunes, 31 de agosto de 2015

i

i may not like the same music you hear
i may not like concerts
i may not share even a half of things you love
i tend to be sad, it's the way i live
i may not be the prettiest one around
i may not do the things you expect
i tend to make mistakes, i'm very human
i may cry almost every night for almost any reason
i may change so easily and quickly
i may be a mess inside
as imperfect as outside
i may think strangely
i tend to be lonely, i like being alone
i may be a thousand things you don't expect
a thousand things you don't like
and i may not be that other thousand you like
but i bet there's one, that can unite us
(and i may not have a reason for writing this
but i already did)

lunes, 24 de agosto de 2015

amor1

 Tengo la teoría de que el primer amor es algo de lo más frágil e inestable que existe, es intenso desde el principio y se torna más y más intenso cuando avanza, parece fuerte, pero eso es solo la parte de afuera, lo que se ve, la superficie. Por dentro se quiebra, está lleno de grietas, hasta el más leve temblor puede derribarlo, a veces se vuelve a levantar y sigue intentando funcionar, pero más débil que antes. Ahora, hasta una caricia duele, hasta con una simple caricia, se muere.
 Nadie sabe mucho de nada en la primera vez. Te enamorás, sentís que esa otra persona es el amor de tu vida y vos lo das todo, pero hay muchas variantes en esto, suele pasar que hay una relación de dos personas en donde uno es el primer amor del otro, pero el otro no es el primer amor de ese uno, otra relación en la que los dos son el primer amor de cada uno y están las parejas en las que ninguno es el primer amor del otro.
 No voy a negarte que el primer amor te marca, te deja una gran cicatriz, que no se ve, pero vos la sentís muy bien, y duele más que si te cortaras con un cuchillo afilado, y tarda más en sanar, no es que podés ponerte una curita y esperar, olvidándote de la herida, hablamos de algo que va mucho más allá, hablamos de una herida interna, invisible, que duele a cada instante, al escuchar una palabra, al sentir cierto aroma, al escuchar una canción, ver una película, tomar un café, pequeñas e insignificantes cosas que te pueden quebrar más y más. A veces uno no puede recuperarse del todo, se sigue viviendo de todas formas, pero siempre va a estar esa herida invisible que no se va, quizás se cura, pero queda la marca.
 Todos se preguntan si habrá alguien que pueda contra ese "primer amor", que pueda hacerte sentir, no igual, sino mejor, que te haga volver a creer en el amor, porque aclaremos, ahora estamos en la etapa en la que nada se curó, la herida sigue abierta y sigue causando dolor, pensamientos negativos, etcétera, seguís pensando que nada vale la pena, que nunca vas a volver a sentir lo que sentiste con esa persona, pero, ¿te digo una cosa? No fue por el amor que esa persona te dio que ahora estás así, fue por el amor que vos le diste, entonces no te tortures pensando si va a volver a pasar, porque seguramente nunca sientas lo mismo. No se siente lo mismo más de una vez, siempre algo va a variar, pero vos también variás, y ahora tu <primer amor> no tiene mucho que ver, ¡sos vos!
 Y si alguna vez volvés a enamorarte, si alguna vez te volvés a dar esa chance, vas a entender que sos vos la que causa grandes sentimientos, no solo la otra persona, y no me refiero a darle la chance a alguien más para que te haga sentir como tanto querés, me refiero a darte una chance a vos, para hacerte sentir como tanto querés, y después bueno, si alguien quiere entrar en tu vida y vos querés que ese alguien entre también, ¿entonces por qué no?

domingo, 23 de agosto de 2015

when we broke up

first week: i was fucking denied to forget you
second: i was tired, of thinking and missing too much
third: i was kind of decided of what i'd do
fourth: started doing it, started the change
fifth: noted the change, felt so much better
sixth: i knew i was not blind anymore, i could understand the story
seventh: started living
eighth week 'till now: still living, it's good.

1/indefinidos

anónimo: ¿Sabés? Vos no tenés que vivir con esto, por más que hayas sido el que creó la situación, es a mi a la persona que afecta. Entonces no respondas mis putos emails por lástima, desapareciste, no reaparezcas cada tanto para decirme que estás feliz, no me interesa. 
anónimo2: Pero...
anónimo: De verdad, vos estás bien, tenés todo lo que querés, no sentís culpa, no estás triste, no extrañás a nadie porque podés ver a la única persona que amás al menos una vez a la semana, y eso está muy bien. Quizás el día que te toque vivir algo parecido, entiendas, sino no vas a entender, y si no te toca vivir nada como esto, mejor, buena vida te espera.
anónimo2: La amo. Nunca planeé nada, ¿destino? No lo sé, pero no diseñé mi vida, las cosas suceden, simplemente. 
anónimo: No te estoy echando la culpa por conocer a una mujer, pero vos te fuiste de mi vida sin explicación que valiese, con la excusa de que ella te llenaba completamente y no necesitabas de nadie más, eso lo decidiste vos, no te importó que a mi me importara, por eso, ¡por eso sí te echo la culpa! Porque diste más vueltas que una calesita para decirme las cosas como eran, porque lo hiciste a través de cartas, como si no supieras dónde vivo. Te falta valor.
anónimo2: Vamos, ¿querías que fuese a tu casa a decirte que ya no me importabas?
anónimo: La crueldad sigue patente... De todas formas, gracias por tu sinceridad. 
anónimo2: ¿No vas a decir más nada?
anónimo: ¿Qué pretendés que diga? ¿Querés que te recuerde la amistad y el amor que tiraste a la basura? ¿Querés que te recuerde todos los putos amaneceres que vimos juntos, hablando del futuro? Todas las estúpidas canciones que te canté, la confianza que te regalé. Todos esos meses en los que te presté mi oreja y mi hombro para escucharte hablar y llorar sobre la chica que te rompió el corazón por primera vez. Los buenos días y las buenas noches, las miles y miles de cosas que pasamos. Creo que no querés que te lo recuerde, lo tenés bien sepultado a estas alturas. 
anónimo2: De acuerdo, pará. Me tengo que ir, hablamos pronto. 
anónimo: Bien, buena suerte, espero que no.  

sábado, 22 de agosto de 2015

espacio exterior

tal vez nos conocíamos de antes
y nos volvimos a conocer, ya cansados de tanto perder,
pensando en intentarlo otra vez,
te dije que los comienzos me aburren,
y llegar a medio camino es saber que falta poco para el fin,
no te importó porque no pensabas igual,
cuando te hablaba era como si leyeras palabras al azar del diccionario,
para mi era como escribir un párrafo con sentido y sentimiento,
tampoco me importó que no te importara,
yo ya andaba resignada de tanto pasado en tan poco tiempo,
me daba igual lo que pasara,
pero en el fondo quería tu compañía tanto como quería viajar, tanto como escribir, tanto como todo lo que valía en mi vida,
de todas formas si algo siento no voy a decirlo,
excepto el día que encuentre la forma de dar sin dar, de dar quedándome con algo,
el vacío no es una buena sensación,
ya no quiero estar así.

miércoles, 12 de agosto de 2015

ahora cree en lo que juraba no existía

 Fui a una de las galerías de Buenos Aires que frecuento, La Bond Street, fui a comprarme unas cosas que solo ahí venden. Caminando hacia ese sitio, pasé por uno de los locales de tatuajes más conocidos y la vi a ella, la vi a mi antigua novia, trabajando en ese lugar. Estaba concentrada, terminando de tatuar a un hombre de unos treinta y tantos, pero a la vez se la veía perdida, es complicado de explicar. En ese momento tuve un impulso, entré al local, sin saber bien por qué y para qué. Le dije al primer tatuador que me atendió que quería tatuarme algo, no le especifiqué qué, solo le señalé a esa muchacha de tez blanca y ojos claros y le dije: "-Quiero que me lo haga ella-". Él no tenía problema porque yo era el cliente, yo era el que pagaba y estaba bien si quería decidir quién iba a tatuarme.
 Inmediatamente, el tipo fue a buscarla, a ella, a mi antiguo amor. Todavía estaba concentrada terminando un tatuaje, lo escuchó sin mirarlo a los ojos. Pude oír que le dijo: "-Nina, hay un hombre que quiere que lo tatúes vos, seguro vio cómo está quedando este trabajo y le habrá gustado-". A lo que ella le respondió "-Ah, buenísimo, decile que en 5 minutos estoy con él-". Sin saber que "él", era yo.
 Cuando me señalan, diciéndole que yo era el cliente, ella no tiene reacción alguna, o sí, simplemente actuó normal, como si fuera uno más, un extraño que acababa de conocer, y eso... eso dolió. Me dijo: "-Bajemos al cuarto de abajo, ese lugar está libre y ahí me decís qué es lo que querés tatuarte-". La seguí y cuando estábamos ahí, sus ojos cambiaron, no eran esos insípidos que me recibieron allá arriba, podía verlos llenos de recuerdos, dolor, una mezcla de muchas cosas imposibles de describir. Pensé que iba a decirme algo, pero no, solo me preguntó: "-¿Qué tenés pensado tatuarte?-". Le agarré la mano y la puse sobre mi pecho, le dije, mirándola fijamente a los ojos: "-Quiero un anillo, justo en donde está el corazón-". Vi que se le escapó una lágrima e inmediatamente se dio vuelta para secársela sin que yo la viera, y fingí que no lo hice. Me preguntó si tenía algún boceto, si había pensado alguna idea, algún modelo y le dije que no, que hiciera lo que ella quisiera, que podía inspirarse y tatuarme el anillo de la manera en que ella se lo imaginara.
 Me miró sorprendida y un poco asustada, me preguntó si estaba seguro, me recordó que era algo permanente y le dije que sí, que estaba más que seguro. Entonces preparó todas las cosas, se sentó a mi lado, en una posición que le permitiera llegar cómodamente a mi pecho y su mirada se tornó diferente, otra vez, era concentración pura, como si se hubiera olvidado que era yo, dónde estaba, todo.
 Empezó a tatuarme, lo hacía muy cuidadosamente, ese miedo que había aparecido cuando le dije que podía tatuarme como ella quisiera, no se notaba, para nada, se la veía cómoda y segura.  Habían pasado unos 15 minutos y ella jamás había tornado su vista hacia mi, estaba como desconectada, y en un momento empieza a tararear una canción, de verdad se había olvidado completamente de que yo la estaba escuchando, no lograba distinguir bien cuál era, pero creo que una de Foster The People, no lo sé, pero sonaba bien.
 Luego de unos 20 minutos el tatuaje ya estaba terminado. Era algo pequeño, sin muchos detalles, era algo sencillo pero diferente, era... especial. En fin, me gustó mucho cómo quedó, y parece que a ella también, porque lo miraba con unos ojos dulces, parecían llenos de alegría.
 Era hora de irme, ya estaba todo terminado, no había nada más que hacer. Ella estaba acomodando todas las cosas, dándome la espalda, ahí fue cuando me acerqué hacia donde estaba, muy despacio. Se dio vuelta y quedamos frente a frente, respirando nervios, ansiedad, miedo, dolor, todo junto. Le di un beso, en la boca, no fue un beso como esos que nos dábamos cuando éramos novios, en ese beso yo le decía "Sé que no vivo en vos, pero no quiero mudarme de tu ser, aunque a él no pertenezca". Supe que entendió ese beso, porque me lo devolvió con la misma frase.
 Subí las escaleras para pagar y cuando ya estaba arriba, la veía subir a ella, y sus ojos habían vuelto a cambiar, eran los mismos que me atendieron ni bien llegué a este local, esos ojos "normales" que le ponés a un extraño que acabas de conocer, y por trabajo. Era como si ella supiera que no había nada más allá, no había nada más que eso que hubo en el cuarto de abajo durante dos besos. Que todo terminaba otra vez, que algo que ya había terminado, se había vuelto a terminar sin siquiera haber empezado.

lunes, 10 de agosto de 2015

"mostly you have to love yourself!"

don't come in, it's dark!
be careful with what you say, you can leave me bleeding out
think of what you do, it may leave me scared
don't waste time with me
don't wait me outside
don't say that you'll stay, don't say that you want me
don't scream to me if you have troubles
don't be violent with this body with fragile bones
don't be rude with my susceptible mind
don't kiss me, don't hug me, don't touch me
don't go out, it hurts!
but
do not listen to the words i say
anyway
i am free to write this shit
as you are free to let this go
as the water goes by through the window
when it rains