viernes, 26 de junio de 2015

Hablemos un poquito

Solía ser una chica muy insegura. Tenía mucha vergüenza de mostrar ciertas partes de mi cuerpo, no me gustaba mirarme al espejo, nunca estaba conforme con lo que veía, con lo que era yo. Siempre pensaba que tenía que llegar a ser perfecta, para que todos pensaran y dijeran que lo era. Era como que necesitaba constantemente que todos me dijeran algo lindo para sentirme bien. Los comentarios sobre mi siempre variaron, había personas a las cuales les gustaba cómo era exteriormente, a otras no les gustaba, y yo me ponía mal por esos comentarios que me hacían. La opinión de la gente para mi contaba, importaba y de eso dependía mi estado de ánimo.
 Tuve novio, uno solo, estar en una relación me hizo sentir segura, porque le gustaba a alguien, y alguien quería estar conmigo por cómo era, entonces eso hizo que me quisiera un poco más. que me mirara con unos ojos más positivos y que no estuviera tan pendiente de lo que alguien más pudiera decir sobre mi, ya no me importaba. Pero la relación en un momento terminó. Cuando eso pasó, yo empecé a sentirme muy mal conmigo misma otra vez, pero peor que antes. Volví a caer en esa inseguridad que tenía, volví a no quererme, en realidad, nunca me quise, fue como algo temporal porque alguien más lo hacía por mi, era como un reflejo. Estuve triste un tiempo, mirándome, viéndome solamente los defectos, los cuales los demás llaman así, yo ahora los puedo llamar "parte de mi".
 Uno de esos días en los que estaba mal, preguntándome por qué era así y no de otra manera, me puse a pensar en que no tenía sentido vivir creyendo que no valía, no tenía sentido estar en contra de mi misma. Pasaba los días sin quererme, no había una conexión conmigo, por más raro que suene, estaba totalmente fuera de mi persona. No me gustaba para nada lo que veía en mi, y aunque suene estúpido, o cursi o lo que sea, de a poco fui aprendiendo a quererme, a valorarme, respetarme y hacerme respetar. Costó, costó muchísimo. Aceptarme completamente, conociendo cada parte de mi, no fue nada fácil, implica muchas más cosas que decir "yo me amo", no es eso, es realmente sentirlo, y no decirlo por decirlo. Es ser capaz de conocerte tanto, de ser tan compañera/o con vos mismo/a que, por ejemplo, si alguien te dice algo malo, digamos, sepas pasarlo por alto en tu mente, porque lo que importa en realidad es lo que vos pensás de vos, nada más que eso, porque nadie convive con tu cuerpo todos los días, cada segundo.
 Cuando empezaron a pasar los días y empecé a avanzar mucho con el tema de aceptarme y amarme, empecé a estar de buen humor, a sonreír un poquito más, a verme como siempre había querido, era mirarme al espejo y amar lo que veía, por fin me gustaba y no me importaba otra cosa. Lo crean o no, nosotros mismos somos nuestros propios enemigos, y estar en equilibrio con nuestro cuerpo y mente es importantísimo para vivir bien, sin contaminaciones que salen de nosotros, porque no hay nada peor que la auto-destrucción.
 Digo que no es fácil porque cuesta, cuesta mirarte al espejo, estando sin ropa y verte completamente, sin filtro alguno. Cuesta aceptar cosas que quizás no te gustan, y no estoy diciendo que si no te gustan no puedas cambiarlas, obvio que hay cosas que se pueden otras que no, pero antes de hacerlo porque odiás eso que querés cambiar, tenés que aceptarte y amarte tal cual sos, y después sí, cambiar porque vos querés, por vos, no por nadie más, no por comentarios de otra gente. Nadie va a amarte como vos lo hacés, y tampoco podés darle la responsabilidad a alguien más de que haga algo con vos que vos no podés, porque eso no sirve, eso es temporal, te podés sentir bien un tiempo, pero no mucho más.
 También cuesta muchísimo el equilibrio con la mente, porque siempre es la que nos juega en contra en muchos aspectos, es la que nos hace pensar de tal o cual manera, y controlarla, creánme, es lo más difícil de todo el proceso. Pero de que se puede se puede, y de que es lo mejor para uno, lo es. Nada se compara con lo que siento ahora todos los días, con lo que sentía hace dos meses atrás, aprender a amarme fue de las cosas que más agradezco haber hecho, ser mi compañera, y no mi enemiga.

martes, 23 de junio de 2015

primer párrafo, o segundo, o cuarto

Vida: Sos demasiado joven como para haber vivido tantas cosas, tantas experiencias. La palabra "experiencia" no es cualquier cosa, además.
Muchacha: Pero, no me reclames eso a mi, vos sos la vida, es tu juego, yo no pedí estar acá tampoco, tal vez me habré buscado algunas cosas que viví, pero estar jugando no fue mi elección.
Vida: yo soy un sustantivo, no te creé, ni te puse en donde estás, ni te saqué de donde no estuviste. Ni te puse piedras en el camino, ni te las saqué.
Muchacha: ya sé que no me diste a luz, eso lo sé, es algo lógico. Pero la gente te dice, cuando pasan ciertas cosas: "La vida es así". Y pienso precisamente lo que me dijiste recién, "vida", es un sustantivo, una palabra creada para identificarnos y al mundo en sí, también.
Vida: ¿Cuál es el punto de todo eso?
Muchacha: No sé si hay un punto, son dudas, por qué pasa tal cosa o tal otra, si la respuesta no es "La vida es así", no sé cuál es la respuesta, no sé por qué sufrí, no sé por qué la gente sufrió. O por qué sufro y la gente sufre. Las piedras en el camino, las coincidencias, ¿qué es eso?
Vida: Creo que son cosas que vas a averiguar por tu cuenta a medida que vayas, perdón por el término, a medida que vayas viviendo. Y cada persona va a tener conceptos diferentes, respuestas diferentes a las que vos vas a descubrir, y esas respuestas no van a estar mal, ninguna va a estar mal.
Muchacha: Lo sé, porque no son certezas, son probabilidades. El mundo ahora se mueve con probabilidades, ya no más con certezas.

Carta a mi persona

 Hola vos, estoy intentando salirme de mi para hablarte de frente, sin la necesidad de ponerme enfrente de un espejo, o sin tener que hablarle a la mente, por dentro, todo escondido y en silencio. Esta vez quiero dejar que las palabras salgan. Como vos deberías dejar salir tus miedos, para que ellos dejen de pelear adentro tuyo, y puedas ver qué es lo que tanto te asusta, qué es lo que tanto te paraliza algunas veces, todos los días, cada tanto, ver qué te pone nerviosa, qué hace que te invada el insomnio, las náuseas del rechazo hacia lo que vos misma sentís. Sacá los miedos que estás acumulando, miralos, analizalos si querés, cuál es su origen, por qué siguen, por qué te hacen tan mal. Y de a poco quizás puedas hacer que no estén, porque esas son cosas que no tienen que estar en vos para siempre, no son regalos, ni recuerdos, ni consejos, ni algo que te haga bien conservar. Admito que tal vez algunos recuerdos tampoco te hacen bien y no sea bueno conservarlos, pero eso es más algo involuntario, más una cuestión de tiempo, por ahí. Los miedos, inseguridades y todas esas cosas que hoy en día te están jugando en contra, son cosas que podés vencer, aunque cueste, aunque pienses que no podés, en realidad sí podes. ¿Te digo por qué? Porque ahora que lo veo desde afuera un ratito, los mismos miedos son los que te hacen pensar que pertenecen a vos, a tu cuerpo, tu mente y todo lo que sos, son ellos los que te hacen sentir y pensar que no podés, que estás estancada ahí o incluso podés llegar a pensar que lo que te puede salvar es otra persona, y no es así. Eso es crear una dependencia totalmente innecesaria, sos independiente, o dependiente de vos, nada más. No es esperar que alguien venga y te saque todo lo que te asusta, es ir venciendo todo lo que te hace mal por tu cuenta, porque vos querés, despacio, con tiempo, consciente de qué es lo que no está bien, mirando al miedo cara a cara, sí, como si fuera alguien, como si fuera algo, como prefieras.
 Hoy, si tengo que darte un consejo como si fuera alguien más y no la misma persona que vos, te diría que no te dejes ganar de nuevo, te diría que muestres que podés, porque poder se puede, te diría también que no te vuelvas dependiente de nadie, no le des a otro el poder de hacer algo con vos que vos no podés porque eso es lo que hace que después, si esa persona no está, se multiplique todo lo malo que pensaste que te sacó, cuando en realidad solo se escondió. ¿Más consejos? Conocete y querete, nadie más lo va a hacer si vos no lo hacés primero, valorate, hacé que te valoren, y si no lo hacen, vas a saber qué hacer por el simple amor que te tenés a vos misma. (Lo cual muchos otros van a llamar soberbia, pero vos tranquila, seguí que no es eso). Estos otros consejos son muy cliché quizás, pero sirven también, no dejes que alguien te diga qué hacer y qué no, que nadie te maneje, sos una persona independiente que puede hacer lo que quiera hacer (respetando la ley). Si te critican, bien, siempre lo van a hacer, acostumbrate, hacé oídos sordos como diría tu madre. Y seguí siempre hacia adelante, como diría tu padre. Avanzaste mucho desde que estabas tirada en el suelo pensando en que todo iba mal, tu mente empezó a cambiar, al igual que tus actitudes y te levantaste, claro que con ayuda, y no está mal tenerla, no hace falta que te niegues, se puede aceptar ayuda y seguir siendo totalmente independiente, vos sabés a lo que me refiero con "dependencia", lo viviste. 
 Y ahora, respirá, que se desate el nudo en la boca del estómago. 

lunes, 22 de junio de 2015

nunca nos bastará
si lo justo es un verano cálido
y un invierno frío
pero cuando llega el calor
queremos que el viento sople fresco;
si cuando tenemos no queremos
y cuando nos falta deseamos
dime dónde está la cordura del ser humano

domingo, 21 de junio de 2015

thousand ways of dying, one of living

I should stop thinking
about
everything
all the time
I should breathe
I should, maybe,
close my eyes
just for a while
and try to
feel, slowly,
what's to be calm
without thinking
taking off the nerves
putting in the best
as if my life
depended on it
at least that day
at least one day
then I'll know
I'll know that's
the best way of living;
otherwise
I wouldn't be living
not at all

amador

amo mis cien defectos
sé que voy a amar los otros cien
que encuentre mañana
 y pasado;
estoy completa,
siempre lo estuve,
siempre lo voy a estar,
no necesito de nada ni nadie más que yo;
mis piezas son errores, son aciertos
son curvas, choques, accidentes,
entre otras cosas que hice
y hago;
no sé nada del mañana
ya no hay certeza
solo hay probabilidades
de la cual vos y tus cien defectos son parte
de la cual yo y mis otros cien lo son

miércoles, 17 de junio de 2015

hey

You told me you liked red roses
and I thought it was so cliché
but then you told me you liked how they open,
soft and slowly,
that it reminds you to your little girl when she dances
with his hands and his voice,
like she was born from nature.




sábado, 13 de junio de 2015

te sientes diferente
un buen ser humano
entre toda esta mala gente
pero no
déjame decirte que no
que eres solo uno más
que solo habla por detrás
que no tiene el valor
de decir lo que siente
porque tiene miedo de lo que piense la gente

y solo haces
lo que el resto hace a diario
crees que destacas
pero cada día más te opacas
¿solo usted tiene la razón, señor sabelotodo?
espero que así sea
así mañana no tropiezas
y te rompes la cabeza

contigo no se puede dialogar
que ya empiezas a pelear
no tienes palabras para dar
solo hablas del pasado
en el presente estás bien muerto
dime, ¿no te habías re-descubierto?

hablas más de ti que por ti
solía admirarte
tus palabras para mi eran arte
pero solo compré lo que me vendiste
y luego me destruiste

dime, ¿mi amor te sofocó?
dime si mi amor te arruinó
¿te encegueció? ¿te sacó del camino?
de todas formas ya no importa
todo terminó
todo se asesinó

que el ego te ame
y te sea fiel
que una prostituta te abrace y te de placer
luego dime qué tanta felicidad compras con dinero
dime qué tanto amor consigues, pero del sincero
coméntale al psicólogo sobre tu soledad
y quizás unas pastillas calmen tu ansiedad
recurre al alcohol que te hará razonar
pero no pienses en regresar
quédate lejos, donde siempre fuiste
nuestros recuerdos tan solo serán reflejos
de un pasado que viviste
y poco a poco obscureciste



martes, 9 de junio de 2015

era indeciso
y me deshojaba a mi
en lugar de tomar una flor que había caído al suelo

lunes, 8 de junio de 2015

liberación

 Cuando te fuiste perdí la confianza en mi. Ya no me quería. Me miraba al espejo y detestaba ver esa cara. Odiaba mi pelo, lo teñí. Odiaba mis ojos, los empañé con lágrimas. Odiaba mis labios, los pinté. Odiaba mi piel, la maquillé. Odiaba ser yo, me ignoré.
 Cuando te fuiste me sentí vacía, y te veía, tan feliz, lejos de mi. Te extrañaba, pero ¿cómo iba a hablarte? Si estabas bien sin mi. Entonces me inundé en mi, en mi, y tanto me odiaba. No tenía confianza en lo que decía, en lo que era. Empecé a hacer cosas que antes no hacía, para transformarme en otra persona, porque la que era antes ya no estaba. Y yo quería dejarla atrás, a ella con todos sus recuerdos. Yo quería ser una persona nueva, una a la que no odiara. Pero siempre voy a ser yo, por más que tenga otro pelo, otros labios, otros hábitos. Por más que me esconda adentro de mi, en algún momento saldría.

sábado, 6 de junio de 2015

dad

i know one day you'll be gone
i know one day you'll be flying far away from this world
i want you to carry something with you
we couldn't spent so many time together, as i wished to
i don't blame you for anything, take off that weight from yourself
as a book that an old man gave me says "sometimes we can choose, but sometimes we can not"
this life didn't allow you to choose the time to spend with your little daughter
but believe me, dad, for me it worthed every single second
because there wasn't day i saw you, you didn't gave me an advice that i couldn't keep
or an honest hug i couldn't feel until forever
and even when you don't believe this either, you gave me examples, and a better way of spending my days
you were, are and will be always in my mind 'cause i know you wasn't there everytime i wanted
but yes everytime you could, i'm so imperfect as you, and thanks for letting me know that we all have problems we don't choose to have, we all have complications, mistakes and we'll always
be imperfect, you teached me to love every person like they are, and maybe helping them to change if they wanted to, or they needed to
i was never ashamed of you
I pronounce your name with pride, and i know exactly who you were and who you are
and i'm proud of my daddy, green eyes old man, with the most valuable mind i will ever known
your name is tattooed on my heart, your thoughts are the blood in my veins
everybody has to know that you'll never be dead because i'm whole you

martes, 2 de junio de 2015

Most known lies

 There's two things I don't believe in. I don't believe in God. I don't believe in love. I have believed in both, to be able now to say I don't. I can't believe in things I can't see. Not's valid saying that I can feel it or that if I close my eyes there's God. Because the only thing I can tell it's that when I open my eyes all I see is the world that's fucked up in many many ways. And it's not changing because there is people believing in invisible things. Hoping but not doing anything. People waiting for God or for love to save us. We're fucked up! God is an illusion created by those who wanted (and want) to have the power of everything, and love was created by those who wanted (and want) to have a purpose in life, that everybody had to share. Kind of similar, doesn't it?
 There's no man up in the sky watching you and all of us, and wanting our good. Take a look around, take a look at the news, search information about wars, about hungry, about poverty, about the rich ones, about the ones that have and the ones that not. Look at the untouchable building name that's always the good. Church. How many money would it need? Let me know to deposit in their bank accounts. Why would I worship something I can't see? Why would I believe in a book that tells things they can't prove? Why would I do something like that? If I wake up every morning and I see everything it's fucked up more than it was yesterday. If there's thousand people dying of hungry, of cold, of hot, of diseases that some may have a cure but it's not convenient to cure them for completly for the ones who handle all, of course's not. But even the blind ones are as bad as the ones who lie because they close their own eyes and cover their own ears for not hearing reality, and that's the most selfish thing somebody can do. We're sharing a world. That's enough for caring for each person living on it.